Cuidado de Las Plantas

Consejos para almacenar bulbos de amarilis después de que florezcan

Written by Ahujatar

Mientras un niño de 10 años espera la Navidad, los amantes de la horticultura saben que el invierno significa que las plantas de amarilis pronto florecerán.

Justo a tiempo para las fiestas, podemos disfrutar de explosiones de hermosas flores en forma de campana en vibrantes rojos, rosas, naranjas y blancos, todo en pleno invierno.

Después del espectáculo floral, las plantas de amarilis deben permanecer inactivas durante varias semanas. Lo que haga a continuación afecta la salud de su planta y los futuros ciclos de floración.

Con el cuidado adecuado, las plantas de amarilis florecerán una y otra vez durante décadas, hasta 75 años. Pero primero, necesitarán descansar.

La pregunta es: “¿Cómo se almacenan los bulbos de amarilis después de que florecen?”

Primero echemos un vistazo rápido al calendario de floración de las diferentes variedades de amarilis.

Justo a tiempo para Navidad

Las plantas de amarilis son algunas de las plantas con flores más preciadas y buscadas para el jardinero doméstico.

El nombre proviene de la palabra griega “amaryssa”, que significa “brillar”, un apodo apropiado. Pocas cosas en la vida son tan asombrosamente hermosas como una amarilis que “florece en Navidad”.

Las variedades de amarilis “tempranas” que florecen desde las vacaciones hasta enero crecen típicamente en el hemisferio sur. Algunos de ellos incluyen:

  • Olaf
  • Minerva
  • Mandela
  • Verde Mágico
  • Reyna de hielo
  • Hojas perennes
  • denver
  • ninfa cereza
  • Carisma
  • Bolero

Otras variedades comienzan a florecer a mediados o finales del invierno y continúan floreciendo hasta marzo. Estas variedades de amarilis que florecen más tarde generalmente provienen de Holanda.

  • ninfa blanca
  • Chapoteo
  • Espartaco
  • perla roja
  • León rojo
  • Ninfa
  • Laguna
  • exotica
  • Rey doble
  • Regalo de Navidad
  • flor de manzana

Independientemente de las variedades que tenga, el proceso para almacenar los bulbos de amarilis después de que florezcan sigue siendo prácticamente el mismo.

Paso 1: corta los tallos de las flores

Un secreto usado por los dueños exitosos de amarilis es dejar de regar la planta cuando las flores comienzan a ponerse amarillas y marchitarse. Corte TODA el agua e incluso mueva las plantas de amarilis al exterior en macetas a un área protegida lejos del agua de lluvia.

Después de que las flores de amarilis se hayan desvanecido y marchitado, use tijeras esterilizadas o un cuchillo afilado para cortar el tallo de la flor. Deje 1″ a 2″ pulgadas aún adheridas a la bombilla.

Este paso evita la formación de nuevas semillas que agotarían las reservas de energía del bulbo y provocarían una reducción en la floración futura.

Tenga cuidado de SOLO quitar los tallos secos, amarillos o marrones. Los tallos verdes todavía promueven la fotosíntesis, proporcionando así una nutrición vital al bulbo.

Paso 2: preparar los bulbos

Desentierra los bulbos de amarilis plantados afuera y llévalos adentro. Sé cuidadoso y trata de no dañar las raíces.

Si están en macetas, no hay necesidad de desenterrarlos; solo tráelos adentro, ollas y todo.

Si tuviera que desenterrar plantas, tiene dos opciones sobre qué hacer a continuación.

Por un lado, puedes trasplantar el bulbo de amarilis. Utilice estos sencillos pasos:

  • Use una maceta de arcilla o terracota de 1 galón con orificios de drenaje en la parte inferior. Evite macetas más livianas, ya que las plantas de amarilis a menudo se vuelven bastante pesadas.
  • Esto debería dejarte aproximadamente de 2″ a 3″ pulgadas desde la bombilla hasta el perímetro interior de la maceta.
  • Agregue dos cucharadas de fertilizante a la tierra fresca para macetas. No utilice un fertilizante con alto contenido de nitrógeno. En su lugar, busque fertilizantes con mucho potasio y fósforo.
  • No entierre por completo todo el bulbo. Deje el tercio superior del bulbo expuesto sobre la superficie de la tierra para macetas.
  • Golpee suavemente el suelo con las manos para reafirmarlo.

Otro método preferido por algunos propietarios es no trasplantar inmediatamente el bulbo de amarilis. En cambio, envuelven los bulbos en un periódico seco o en una bolsa de compras de papel marrón.

Paso 3: Guarde la bombilla inactiva

El próximo paso es mover las bombillas a un área fresca y seca de su hogar durante el resto de su período de latencia. Déjalos allí durante al menos 8 a 10 semanas.

IMPORTANTE: Asegúrese de que el lugar donde los guarde mantenga una temperatura superior a los 40° grados Fahrenheit.

Los bulbos de amarilis son resistentes, por lo que no necesitará regarlos ni cambiar el suelo durante la latencia.

Si desea retrasar su próximo período de floración, puede almacenar sus bulbos de amarilis durante unas semanas más.

Al final del período de inactividad, cambie la tierra para macetas, agregue fertilizante fresco y mueva los bulbos en macetas a un lugar soleado o a una ventana. O si el clima lo permite, vuelva a plantarlos afuera. Solo asegúrese de que haya pasado el último daño de las heladas y que los bulbos no estén expuestos a demasiada lluvia.

Aprenda consejos sobre cómo cuidar Amaryllis al aire libre

Conclusión

¡Eso es todo! Tus bulbos de amarilis ahora están listos para su próximo ciclo de crecimiento.

Si se apega a este sencillo proceso para almacenar los bulbos de amarilis y cuidar las plantas durante el resto del año, puede esperar una vida de exótica belleza.

About the author

Ahujatar

Leave a Comment