Cuidado de Las Plantas

Consejos para deshacerse de los pulgones en las plantas de Hoya

Written by Ahujatar

Las plantas de Hoya agregan una sensación hogareña a su casa con verdes terrosos y racimos de flores en forma de estrella. Puede ser desalentador cuando encuentra que el crecimiento de su planta está alterado y sus verdes están manchados de negro con moho.

Si su planta Hoya está perdiendo su luminosidad, es posible que sufra una plaga común conocida como áfidos. ¿Cómo identificar los pulgones? Y, lo más importante, ¿cómo se deshace de los áfidos en una planta Hoya? Vamos a averiguar.

¿Qué son los pulgones y cómo identificarlos?

Los áfidos son insectos diminutos, suaves y con forma de pera que chupan la savia del tallo de la planta. Hay muchas especies de pulgones y vienen en rojo, verde, negro o marrón.

A pesar de sus muchas especies y colores, siempre puedes identificar a los pulgones por sus cornículos. Por lo general, se ven como dos antenas cortas y gruesas en la parte trasera.

¿Qué daño causan los pulgones?

Los áfidos prosperan en la savia de la planta. Debido a sus altas tasas de reproducción, gradualmente comienzan a drenar la planta. Esto conduce a un crecimiento enano, hojas marchitas y formación de agallas.

Además, los pulgones secretan una capa pegajosa llamada melaza mientras se alimentan. La melaza provoca el crecimiento de moho hollín que vuelve negras las hojas y las raíces.

Finalmente, los pulgones pueden infectar las plantas de Hoya con virus del mosaico. También aumentan el riesgo de infectar a otros insectos como hormigas y mariquitas.

¿Cómo deshacerse de una infestación de áfidos?

Hay dos enfoques diferentes para las infestaciones de áfidos en todas las variedades de plantas Hoya.

El enfoque no químico

Primero, revise todas sus plantas regularmente y busque melaza en la parte inferior de las hojas.

Una vez que detecte incluso una pequeña infestación, comience a aplicar el control de áfidos. No querrás que se propaguen de una planta a otra y compliquen el asunto.

Pueden moverse de una planta a otra si las plantas están muy juntas. E incluso con las plantas separadas, pueden desarrollar alas y encontrar su camino.

Si su planta muestra signos de una pequeña infestación, pode las partes infectadas. Luego, intente rociar la planta con un chorro de agua o una solución de agua jabonosa. Eso puede ser suficiente para deshacerse de los pulgones.

Siempre asegúrese de rociar toda la planta y la parte inferior de las hojas, ya que los áfidos pueden esconderse. Hazlo cada dos o tres días durante dos semanas para combatir la rápida tasa de reproducción.

Si el agua no funciona, puedes intentar atacarlos con mariquitas. Son enemigos naturales y pueden acabar con el problema de los pulgones de una vez por todas.

Las mariquitas no tienen ningún efecto dañino en tu planta; sus únicas presas son los insectos que se alimentan de savia. Solo se quedarán hasta que los áfidos desaparezcan.

Otros enemigos naturales que pueden ayudarte son las larvas, las avispas parásitas y las crisopas verdes. Puede comprar los insectos beneficiosos en línea o de proveedores.

Otra cosa que debe hacer es asegurarse de que las hormigas no trepen por su planta de hoya. Las hormigas y los pulgones tienen una relación de ganar-ganar. Las hormigas se alimentan de la melaza del pulgón y, a cambio, protegen a los pulgones en sus nidos y les brindan algunos servicios higiénicos.

Puedes atrapar hormigas errantes usando estacas para hormigas o una banda de sustancias pegajosas para detenerlas antes de que lleguen a tu planta.

También puede optar por hongos que matan insectos, como Naturalis-O y Botanigard. ¡Ambos han demostrado ser competentes para acabar con los pulgones, incluso mejor que los insecticidas!

Por último, una precaución a tener en cuenta es no abusar de los fertilizantes nitrogenados. Solo aumentarán la tasa de reproducción de áfidos. Utilice fertilizantes de liberación lenta con un bajo porcentaje de nitrógeno.

El enfoque químico

La técnica química puede ser un poco agresiva, matando insectos beneficiosos junto con plagas dañinas. Por lo tanto, es mejor no usarlo.

Una población de áfidos casi nunca es mortal para las plantas maduras. Pero, las infestaciones severas que se niegan a ceder pueden exigir el uso de insecticidas.

Las mejores y más suaves opciones son el aceite de neem insecticida, el jabón insecticida y los aceites hortícolas. Estas sustancias densas funcionan sofocando a los pulgones. Por lo tanto, asegúrese de que la sustancia llegue y cubra todas las áreas.

Una opción es mezclar jabón líquido, aceite de neem y agua. O bien, puede reemplazar el aceite de neem con alcohol. El alcohol disuelve la cubierta cerosa del insecto.

Sin embargo, no lo uses concentrado o en grandes cantidades, ya que podría quemar las hojas de la planta.

Diluye los aceites, el jabón y el alcohol con agua y vuelve a aplicar un par de veces ya que su cobertura no es duradera.

Otras opciones más duras son los aerosoles que contienen piretrinas, imidacloprid, acefato o piretroides. Pero, estos causan daño ambiental a largo plazo y matan plagas beneficiosas para su planta.

About the author

Ahujatar

Leave a Comment