Cuidado de Las Plantas

Planta Aconitum Napellus: cómo cultivar y cuidar la capucha de monje

Written by Ahujatar

Aconitum napellus [a-kon-EYE-tum, nap-ELL-us] es una parte de la familia Ranunculaceae, conocida por sus flores intrigantes y nativa de las zonas montañosas de Europa occidental y central.

Puede escucharlo llamado por sus nombres comunes, que incluyen:

  • Capucha de monje
  • Acónito
  • acónito

Los tres nombres comunes se refieren a varios elementos.

  • Aconitum se deriva del nombre del género.
  • Monkshood, también estilizado como Monk’s Hood, se refiere al parecido de la flor con la capucha de un monje.
  • Por último, wolfsbane se refiere a la capacidad de la planta para ahuyentar a los lobos debido a su toxicidad.

Cuidado de Aconitum Napellus

Tamaño y crecimiento

La planta es de crecimiento lento, tarda hasta un año en comenzar a brotar cuando comenzó a partir de semillas, tomándose su dulce tiempo para cultivar esas flores únicas.

Afortunadamente, a pesar de crecer lentamente, el acónito es duradero.

Si se cumplen todas las condiciones de crecimiento, la planta puede crecer hasta 3′ – 5′ pies de altura y acumular una extensión de 2′ pies.

Floración y Fragancia

Las flores del acónito son la razón principal por la que la planta es buscada entre los jardineros.

A mediados o finales del verano, comienza a brotar hermosos racimos de flores azules o blancas (dependiendo de la variedad).

Las flores nacen de tallos robustos no ramificados y tienen cinco sépalos cada uno.

Son estrechos y oblongos, de aproximadamente 1 pulgada de alto.

El sépalo superior de la flor se curva hacia abajo, dándole una forma de casco.

Los pétalos están escondidos dentro de la capucha.

Luz y temperatura

La planta es resistente a las zonas USDA 4 a 8.

Se sabe que Monkshood sobrevive ocasionalmente en la Zona 2 en las condiciones de crecimiento adecuadas.

Sin embargo, las temperaturas más frías son más favorables.

En cuanto a la luz, la planta prefiere lugares parcialmente sombreados.

Si las está cultivando a plena sombra, deberá estacar las plantas.

Los lugares soleados pueden ser tolerables, pero deberá mantener la tierra constantemente húmeda para que la planta prospere.

Riego y alimentación

Al ser una planta de bajo mantenimiento, el acónito no tiene necesidades de riego muy específicas.

Una vez que la planta está establecida, tolera períodos cortos de sequía.

Sin embargo, estas plantas son más robustas cuando se plantan en suelos húmedos.

Para asegurar esto, riegue la planta regularmente pero evite el exceso de agua, ya que puede provocar la pudrición de la raíz.

La alimentación depende de la riqueza del suelo.

Si usa un suelo de alta calidad enriquecido con materia orgánica, es suficiente con un abono orgánico y compost cada primavera.

Suelo y Trasplante

En su hábitat natural, la planta se encuentra más abundantemente en suelos calcáreos. Prefiere suelos arcillosos más pesados ​​con un pH neutro a ligeramente ácido.

Sin embargo, prospera en la mayoría de los suelos. La planta también prefiere suelos húmedos con excelente drenaje.

Si vas a plantar el acónito en un lugar muy soleado, es fundamental que la tierra permanezca húmeda o la planta se marchitará.

A esta planta no le gusta que la trasplanten y no se lleva bien que la trasladen.

La recomendación general es sembrar las semillas directamente en el lugar permanente.

Aseo y Mantenimiento

Monkshood es una planta de muy bajo mantenimiento. No requiere una preparación extensa o una preocupación constante para mantenerse en buena forma.

No hay necesidad de podar y las plantas producen flores al final de la temporada, no repiten la floración.

Esto significa que la planta no necesita estar muerta. Además, la planta vuelve a caer al suelo después de las heladas.

Obtenga más información sobre otras plantas perennes en nuestro artículo titulado 45 Easy Perennials

Cómo propagar Wolfsbane

Monkshood se propaga más comúnmente con semillas.

Sin embargo, comenzar la planta es difícil ya que puede ser complicado con la germinación.

Incluso podría tardar hasta un año en brotar. Es por eso que no debes esperar que todas las semillas germinen.

Siémbrelos en el otoño o principios de la primavera después de tratarlos con un período de enfriamiento para romper la latencia.

Dado que las plantas crecen lentamente, pasará un tiempo antes de que sean lo suficientemente largas para poder manipularlas.

Pero una vez que lo esté, no pierda tiempo en trasplantarlas en el lugar permanente a fines de la primavera o principios del verano.

La planta también se propaga por división. Se realiza en otoño o primavera, ya que la planta comienza a crecer a principios de año.

Plagas o enfermedades de la capucha del monje

No se sabe que la planta albergue problemas graves de plagas o enfermedades.

Cuando se cultiva en excelentes condiciones de crecimiento y se mantiene bien, los problemas son raros.

Además, muchos animales, incluidos los ciervos, evitan la planta debido a su toxicidad. Sin embargo, puede haber un problema ocasional con:

El insecto de la planta de cuatro líneas, los minadores de hojas y los ácaros pueden atacar las hojas de la planta y estresarla.

Cuando se trata de enfermedades, la planta también es susceptible a la mancha foliar bacteriana, la marchitez por verticillium y la roya.

Visite un centro de jardinería cercano para encontrar la solución menos tóxica, que sea más adecuada para su jardín.

Todas las partes de la planta Aconitum son venenosas.

Si la piel desnuda o cualquier membrana mucosa entra en contacto con la savia, desencadena una serie de síntomas.

Los efectos secundarios de ingerir la planta incluyen irritación de la piel, paro cardíaco y problemas respiratorios.

Ingerir la planta en grandes cantidades puede provocar la muerte.

Hay muchas referencias literarias que insinúan que las personas usan la planta para deshacerse de los enemigos.

Sin embargo, la planta no es inutilizable.

Hay muchas personas que han cultivado con éxito la planta de forma segura. Solo requiere un poco de precaución al manipularlo.

Detalles sobre el acónito de invierno, también conocido como Eranthis.

Usos de Aconitum Napellus

La planta del acónito es una maravilla de la Madre Naturaleza, utilizada en varios entornos de jardín.

Las flores de color azul brillante con forma de espiga son algo para admirar.

Se ve impresionante balanceándose con el viento en una casa de campo y jardines.

Las hermosas y llamativas flores también se cultivan como material de corte fresco.

Las flores también se secan y se utilizan como material seco.

Sin embargo, es posible que la toxicidad de la planta no la haga adecuada para plantarla en lugares donde un niño o un animal pueda consumirla accidentalmente.

About the author

Ahujatar

Leave a Comment